Turismo rural y agroturismo ecológico en España

Vilaflor propone la primera ruta de agroturismo en Tenerife

ruta de agroturismo en Tenerife

Ayer tuve la oportunidad de visitar un proyecto muy interesante que ha visto la luz hace apenas unos pocos meses en uno de los pueblos con más encanto de Tenerife, mi isla. Vilaflor no sólo es el municipio más alto de España, situado a las faldas de las Cañadas del Teide a unos 1.400 metros de altitud, también es un enclave rural de gran belleza, envuelto entre pinares, almendros y muestras únicas de cultivo en jable, típico del sur de la isla. Allí, la Asociación Geria Sostenibilidad, en colaboración con el Ayuntamiento de Vilaflor, ha tejido la primera ruta de agroturismo en Tenerife, un hecho sin apenas comparativa en otros lugares de la isla, en donde ha primado un desarrollo y promoción de un turismo de sol y playa, muy alejado del verdadero potencial de un destino que es muchísimo más que eso.

Vilaflor tiene una ubicación privilegiada, en la vertiente sur de la isla, punto de paso de uno de los accesos al Parque Nacional de las Cañadas del Teide y, por tanto, de muchos turistas que suben a conocer unos de los parajes más peculiares y característicos de Tenerife. A través de un proceso participativo en el que todas las posibles partes implicadas pudieron expresar su punto de vista sobre las problemáticas, los retos y las oportunidades a las que se enfrenta el pueblo, la ruta fue tomando forma hasta alcanzar 14 puntos y recursos de interés.

Mediante el contacto directo con productores del municipio, el visitante puede conocer diferentes actividades relacionadas con el sector primario, empezando por la importancia del cultivo en jable, un enarenado con esta piedra volcánica y ligera que permite un mejor aprovechamiento del agua. También el desarrollo de la apicultura, la elaboración de dulces artesanales o pan con cereales autóctonos recuperados, así como la visita a algunas bodegas ecológicas, muy representativas del famoso vino de Vilaflor, perteneciente a la D.O. Abona.

ruta de agroturismo en Tenerife

Viñedo de la finca ecológica Alma de Trevejos (La Escalona, Vilaflor)

El proyecto, muy joven y todavía con poco recorrido, aún debe trabajar en mejorar su visibilidad y en abrir vías de promoción y comercialización. Tenerife es una isla que recibe cada año más de cinco millones de visitantes, muchos de ellos europeos procedentes de países en donde este tipo de productos ha ido ganando adeptos de forma creciente en los últimos años. También en el mercado insular hay mucho potencial a explotar, no en vano un recorrido de este tipo permite conectar de forma espontánea y natural con todo el saber popular enraizado en nuestro medio rural. En definitiva, con todas esas tradiciones que han conformado la identidad de la isla y que, por suerte, en lugares como Vilaflor aún siguen muy vivas.