Turismo rural y agroturismo ecológico en España

Petición en Change.org: Regulación ya de la venta directa de productos agrarios y ganaderos

venta directa de productos agrarios y ganaderos

El 2014 ha sido declarado Año Internacional de la Agricultura Familiar (AIAF) por la FAO, con el objetivo de aumentar la visibilidad de la agricultura familiar y la agricultura a pequeña escala, centrar la atención mundial sobre su importante papel en la lucha por la erradicación del hambre y la pobreza, la seguridad alimentaria y la nutrición, para mejorar los medios de vida, la gestión de los recursos naturales, la protección del medio ambiente y lograr el desarrollo sostenible, en particular en zonas rurales.

Hoy en día ser agricultor ganadero y vivir de ello no es nada fácil. A pesar de que las condiciones de vida en el campo y en el medio rural han mejorado mucho, las leyes de mercado como en tantos otros sectores se imponen. La sombra de la industria agroalimentaria es muy larga, la productividad prima por encima de cualquier otro valor y el ritmo frenético del día a día hace que mucha gente ni se plantee qué es lo que come o de dónde vienen los alimentos que consumen. Eso a pesar de que, en cualquier caso, se ha producido un fuerte aumento de la demanda de productos ecológicos en la UE, que se ha multiplicado por cuatro en los últimos 10 años, según datos facilitados por la Comisión Europea esta semana.

La venta directa para los pequeños agricultores genera ya en algunos países europeos una diversificación de suma importancia para el mantenimiento de las pequeñas explotaciones agro-ganaderas. La venta directa ofrece además a los consumidores, cada vez más interesados en conocer el origen, la forma de producir y sus compromisos con el medio ambiente, productos con gran valor de proximidad e información sobre su procedencia y elaboración.

El Real Decreto 191/2011, de 18 de febrero, sobre Registro General Sanitario de Empresas Alimentarias y Alimentos, en su artículo 2.2 determina las exclusiones de la obligación de inscripción, estableciendo, en estos supuestos, la obligación de estar inscritos en los registros autonómicos establecidos al efecto, previa comunicación del operador de la empresa alimentaria a las autoridades competentes.

Estos registros autonómicos permitirían dar cobertura legal a la venta directa de los productos artesanos elaborados por las explotaciones ganaderas y agrícolas de nuestro país y como complemento y diversificación de sus actividades, siguiendo el camino ya consolidado en otros países europeos, permitiendo el mantenimiento y crecimiento de la producción campesina y acercar al consumidor local productos de alta calidad a precios justos y asequibles.

Han pasado tres años desde el Real Decreto 191/2011 y las administraciones autonómicas competentes colocan a las pequeñas producciones campesinas en una situación de exclusión al no abordar esa regulación en su territorio ¿Te parece justo?

Entra en este enlace de Change.org y ayúdanos a exigir la regulación de la venta directa de productos agrarios y ganaderos. Te pedimos tu firma para que todas las CCAA regulen ya la venta directa de acuerdo a Real Decreto 191/2011 y otras reglamentaciones europeas u autonómicas