Turismo rural y agroturismo ecológico en España

El camino hacia un turismo rural ecológico se afianza: así que pasen diez años…

SONY DSC

Severino GarcíaLa capa de nieve que cubría  el bosque de coníferas pesaba como una losa sobre los deseos de primavera. Eran los últimos días de marzo del 2003, en una pequeña ecoaldea a unos 50 km. al sur de Estocolmo. Se celebraba el Meeting anual de ECEAT-International con representantes de Suecia, Noruega, Finlandia, Letonia, Holanda, Alemania, Chequia, Eslovenia, Serbia y nosotros, como invitados por España, representábamos entonces a una asociación de turismo rural asturiana en proceso de integración en la red. En esa cita, hace ahora exactamente diez años, se gestó nuestro proyecto de Red de turismo ecológico en España: Ceres Ecotur.

Acababa de celebrarse el “Año Internacional del Ecoturismo 2002”, y con ECEAT (European Centre for Ecological and Agricultural Tourism),que estaba comprometida en un Proyecto LIFE: VISIT (Voluntary Initiatives for Sustainable Tourism), cuyo objetivo era demostrar cómo las ecoetiquetas pueden ser un instrumento efectivo para dirigir el turismo europeo y los consumidores hacia la sostenibilidad, nos fijamos dos objetivos en aquel encuentro en Suecia:

  • Crear una organización de ámbito estatal para representar a ECEAT en España, para fomentar y apoyar el compromiso por la conservación de los espacios naturales y el desarrollo rural de nuestros territorios a través de un Turismo Responsable, así como promocionar aquellas iniciativas relevantes en este campo, en los medios de comunicación y mediante novedosas herramientas de promoción.
  • Adaptar el Sistema de Calidad ambiental de ECEAT para su implantación en España y cohesionar una red de alojamientos ecológicos y empresas de actividades en España, con certificado europeo (Ecolabel ECEAT), promocionando un turismo rural ecológico y sostenible en nuestro país en sintonía con nuevas demandas en el contexto europeo.

La puesta de largo de las herramientas del proyecto

Así se creó la Fundación Ecoagroturismo en el año 2005, el portal Ecotur en 2006 y el Sistema de Calidad de turismo rural ecológico Ceres Ecotur (Ecolabel ECEAT) en el año 2007, iniciando así un proyecto pionero de certificación ecológica del turismo rural y de naturaleza en España.

Fueron años de lenta vertebración de un proyecto sin más recursos que los que cada una de las iniciativas participantes podía aportar. Todo en un contexto dominante de huida hacia adelante del sector del turismo rural siguiendo la huella de la burbuja inmobiliaria del turismo de costa, y dirigido a un público nacional sometido al frenesí consumista e insostenible conformado por el Trío de las Azores.

turismo rural ecológico

A pesar de todo, los objetivos asumidos hace diez años se fueron cumpliendo, anticipándose así a la crisis que ahora padece el sector y buscando salidas dignas y diferentes a esta situación. Estos últimos meses se iniciaron dos líneas de actuación como resultado y a la vez impulso de este proyecto consolidado. En primer lugar con la participación en ferias especializadas para contactar con el viajero y consumidor responsable, como recientemente FIO-Extremadura (la de mayor importancia en España para la promoción del turismo ornitológico) o Biocultura (la de mayor importancia para la promoción de un consumo ecológico y responsable) con la presencia en Madrid en Noviembre del 2012. Próximamente estaremos en Barcelona (25-28 de Abril), con la intención de estar presentes a corto plazo en las cuatro ferias anuales de Biocultura (Bilbao, Valencia, Madrid y Barcelona).

En segundo lugar, acercando el proyecto a los territorios para la consolidación de la presencia local y el trabajo en red, con encuentros profesionales en Galicia, Asturias, Navarra y Extremadura. En estos encuentros se pudo confirmar que quienes participamos en este proyecto somos perfectamente conscientes del empoderamiento y la adecuación de la estrategia llevada a cabo, en consonancia con redes europeas de turismo ecológico y responsable, en contra de la masificación y banalización del producto rural de estos últimos diez años en nuestro país.

Anticiparse al futuro del turismo rural

Esta anticipación a la crisis de valores que amenaza al sector en general, y que nos permitió alcanzar estos últimos años cuotas de ocupación de turistas extranjeros por encima del 30% de media entre los alojamientos certificados, nos alienta a intensificar el trabajo en red y el acercamiento a un público emergente de cercanía. Un segmento que está demandando nuevas propuestas y destinos auténticos y respetuosos con los recursos naturales y culturales de nuestros territorios rurales, sin las que difícilmente se puede vislumbrar una salida a la crisis que afecta gravemente a la sostenibilidad del medio rural y a quienes vivimos en él.

turismo rural ecológico

Pero el paulatino asentamiento y reconocimiento de este proyecto no habría sido posible con la mera voluntad de empoderamiento por parte de quienes participamos desde el propio sector. Hay que tener en cuenta la colaboración de otros actores comprometidos con el medio rural, profesionales del turismo que optaron por acompañarnos, participando día a día, codo con codo, en la consolidación de este proyecto. No llegaron de la mano de la administración, al amparo de jugosas subvenciones europeas para el desarrollo rural, para decirnos cómo debíamos asearnos y ataviarnos para recibir a los turistas y contarles cuentos rurales con calidad… o cómo tener buenas prácticas ambientales en nuestro alojamiento y en nuestro entorno. Son jóvenes profesionales que se acercaron a este proyecto por la convergencia en los compromisos, para escucharnos primero y facilitarnos a continuación las herramientas para comunicar y promocionar nuestras propuestas, desde una colaboración mutua y respetuosa, desde la sinergia plena en el modelo y las referencias  a seguir.

Después de diez años, unas 100 iniciativas se han sumado a www.ecotur.es  de las que 40 ya se han comprometido con el proyecto de certificación Ceres Ecotur, www.ceres-ecotur.com . Sigue siendo un proyecto minoritario y diferente, integrado por pequeñas iniciativas familiares, actores rurales con una estrategia empresarial y vital,  que compaginan perfectamente el  desarrollo de una actividad económica y la conservación de recursos culturales y naturales del medio rural. Aún así, más que nunca con la convicción de la necesidad de una estrategia compartida y alejada del turismo convencional, con la profesionalidad que requiere esta nueva etapa de madurez del turismo rural en nuestro país, para comunicarse con garantía con aquellos viajeros que entienden que viajar con autenticidad y responsabilidad es posible en nuestro propio entorno.

Severino García es el presidente de la Fundación Ecoagroturismo ECOTUR