Turismo rural y agroturismo ecológico en España

“El turismo rural, desde finales de los años ochenta del pasado siglo XX, ha sido la cabeza de puente de la nueva ruralidad”

Jaime Izquierdo - La casa de mi padre

Este sábado tendrá lugar en BioCultura la presentación de un libro, La casa de mi padre, todo un ensayo novelado que promete convertirse en una guía de gestión metodológica para los territorios campesinos en la actualidad. Una puerta a la esperanza de lo que ahora parece inevitable: la despoblación y el abandono de los pueblos. El acto será el sábado 10 a la 13h en la Sala S-15 de IFEMA, pero antes no hemos querido dejar pasar la oportunidad de hacerle esta interesante entrevista a Jaime Izquierdo, su autor.

Pregunta: ¿Nos puedes describir brevemente en qué consiste ‘La casa de mi padre’ y cuáles fueron tus motivaciones al escribirlo?

Es un libro tres en uno: primero, una trama novelada narrada en primera persona por Gerard Enterría —un ingeniero de sistemas francés hijo de un matrimonio de pastores de los Picos de Europa que emigró a Burdeos en los años 60— que tras la muerte de su padre regresa a la aldea original de la familia para responder a dos preguntas que le dejó en el documento de últimas voluntades, ¿por qué nos extinguimos los campesinos? Y ¿Los campesinos hemos muerto para siempre en Europa o vamos a volver? Para dar respuesta a las preguntas, Gerard se instala a vivir en la aldea y con la ayuda de su tío va ir descubriendo la organización histórica de las comunidades campesinas comunales. Esa es la segunda parte del libro: una introducción a la antropología del territorio campesino. Y la tercera, un manual y un itinerario para insertar a los territorios de naturaleza y cultura campesina —por cierto, mal llamados “espacios naturales”— en la sociedad contemporánea. El libro tiene su origen en un ensayo breve que escribí hace más de diez años sobre cómo podrían ser las aldeas del siglo xxi, un tema que me interesa mucho.

Pregunta: ¿Hasta que punto la supervivencia de los territorios campesinos pasa por fijar población y tejido productivo?

Hasta el punto de que, como cualquier organismo vivo, los territorios campesinos  necesitan alimentarse y reproducirse para sobrevivir. Las aldeas, es decir los núcleos protourbanos de los territorios campesinos, tenían tres estamentos indivisibles e imprescindibles: la casa, o mejor dicho el conjunto de casas, que hacían las veces de sistema local de empresas; las instituciones campesinas, de las que emanaba el sistema democrático de organización a través de las ordenanzas y la junta vecinal, con sus cargos (regidor, guarda, celador, etc.) y el ordenamiento de las tareas comunes (sestaferia, andecha, vecería…) y, por último, el mercado, el espacio en donde la producción de la aldea se convierte en renta. Si no hay gente, ni reproducimos una organización campesina contemporánea pero basada en esos estamentos, no habrá solución.

Pregunta: ¿Crees que la situación actual de desempleo puede revertir la situación y hacer que muchos jóvenes rehagan el camino que emprendieron sus padres y abuelos de vuelta al campo en busca de oportunidades?

La historia no avanza hacia atrás, pero si puede, y debe, hacerlo yendo hacia delante, recuperando además lo esencial del pasado. Eso quiere decir que los jóvenes, muchos de los cuales tienen importantes conocimientos de nuevas tecnologías deben recuperar también las tecnologías, los principios agroecológicos, la visión sistémica y las formas de organización de los abuelos campesinos. Si los jóvenes regresan a la aldea solamente con la visión urbana y tecnológica de última generación fracasarán.

Pregunta: ¿Cuál crees que debería ser el papel del turismo rural en el mantenimiento y conservación de la cultura campesina y el patrimonio etnográfico de nuestros pueblos?

El turismo rural, desde finales de los años ochenta del pasado siglo xx, ha sido la cabeza de puente de la nueva ruralidad. Ha sido el principal detonante para mover conceptos nuevos: etnografía, cultura campesina, agroecología, etc. Por tanto, del entorno de los jóvenes empresarios turismo rural, y de los jóvenes ganaderos y agricultores, surgirán los mejores emprendedores para llevar a cabo las nuevas tareas: recuperar y poner en producción los sistemas agroalimentarios locales y organizar localmente la custodia del territorio, lo que implica hacerse cargo del manejo de la biodiversidad y de la gestión de los recursos renovables del territorio (caza, pastoreo, gestión forestal integrada, conservación de especies silvestres, control de depredadores, etc….

Pregunta: Una recomendación y sugerencia para que la gente se anime a acudir a tu presentación…

Seguro que pasaremos un rato divertido y, además, compartiremos la preocupación de Gerard, que es la misma que tenemos todos los que o bien tenemos la casa familiar en el pueblo o bien estamos comprometidos con que no desaparezcan de la memoria las aldeas y los pueblos de los que salieron emigrados nuestros padres para buscarnos un futuro mejor.

PRESENTACIÓN DEL LIBRO LA CASA DE MI PADRE #ruralecotur

“La Casa de mi padre” es un ensayo novelado que realiza una propuesta de gestión metodológica para los territorios campesinos, abriendo una puerta a la esperanza de lo que ahora parece inevitable: la despoblación y el abandono de los pueblos.

  • BioCultura Madrid. Sábado, 10 nov. 13 h. Sala S-15
  • Jaime Izquierdo. Autor

Comentarios

  • paulino

    suerte que salga amedida de tu deseo,.seria bueno y asi lo espero.yo mientras tanto sigo apretando los dedos.

  • INDALECIO NAVARRO

    ME GUSTARÍA PODER COMPRAR UN EJEMPLAR DEL LIBRO. CÓMO PUEDO HACERLO? MUCHAS GRACIAS Y ENHORABUENA.