Turismo rural y agroturismo ecológico en España

La consolidación del ecoagroturismo en Panamá: del sueño a la realidad

agroturismo

Un viaje como experiencia de crecimiento personal y aprendizaje. Suena utópico, pero es uno de los principios que debe sustentar el concepto de turismo responsable. Viajar por un motivo, con el objetivo de traerte algo más en tu interior con respecto a lo que te llevaste antes de partir. Ese bien puede ser el resumen de nuestra experiencia por Panamá, en donde hemos tenido la oportunidad de pasar dos semanas en el mes de octubre muy enriquecedoras de la mano de una entidad con la que compartimos ideales y objetivos. Coosmatur es una cooperativa de agroturismo rural comunitario, que va camino de convertirse en una referencia dentro del país centroamericano.

A Panamá fuimos a participar en un ciclo de conferencias en cuatro universidades (Universidad Latina de Panamá, Universidad del Trabajo en Coclé, Centro Regional Universitario de Azuero en Herrera y Universidad del Istmo en Chiriquí). Allí descubrimos el enorme interés que suscita un producto turístico en plena efervescencia como el agroturismo. Un importante número de asistentes, desde estudiantes hasta propietarios de fincas agropecuarias, pasando por docentes, personal institucional o simplemente gente interesada por el tema. Un éxito no sólo a nivel de asistencia, sino sobre todo de participación activa de los asistentes.

Nuestro viaje no se quedó ahí, ya que pudimos visitar de primera mano numerosas iniciativas de agroturismo por todo el país, en donde comprobamos que hay mucho potencial y numerosos paralelismos con el modelo de gestión que representa el proyecto Ceres Ecotur en España. Conocimos a hombres y mujeres, actores del medio rural que, con su esfuerzo y dedicación, están luchando por poner en valor recursos, diversificar actividades agroganaderas y sacar adelante sus sueños. Unos sueños en forma de fincas con las que romper barreras entre el medio urbano y el rural, con las que tender puentes y en las que nos sentimos muy identificados.

En Panamá hicimos jugo de caña de azúcar con el trapiche. Trillamos el arroz para desgranarlo. Dimos forma a piezas artesanas de alfarería. Conocimos todo el proceso de cultivo y elaboración del café desde la planta hasta la taza. Intercambiamos experiencias con gente del rural en primera línea del agroturismo. Dimos con razas ganaderas autóctonas con más de 500 años de evolución en el país. Degustamos recetas tradicionales extraídas de la mejor gastronomía local. Descubrimos actuaciones de alto nivel medioambiental, recuperando paisajes y el entorno natural en equilibrio con actividades agroganaderas. Nos sentimos, en definitiva, en pleno contacto con la esencia del medio rural panameño a través del agroturismo, un sector y una filosofía de trabajo aún joven, pero con una prometedora evolución por delante.

En Panamá no sólo participamos en talleres y conferencias, no sólo visitamos iniciativas de agroturismo, sino que también estrechamos vínculos y consolidamos una amistad que deseamos se mantenga en el tiempo con Coosmatur y con la Fundación Alternativa. No sólo con ellos a título institucional, sino con todas y cada una de las personas que nos hicieron sentir como en casa y que sería imposible enumerar una por una. Sin olvidar la profesionalidad y el esfuerzo de todos los técnicos y miembros del departamento de agroturismo del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA), así como del personal docente de las cuatro universidades visitadas.

Si algo nos ha impresionado ha sido esa magnífica conjunción entre el sector privado, el público y la formación al más alto nivel por un objetivo común: posicionar a medio plazo el agroturismo como una alternativa socioeconómica para el medio rural en Panamá. Ojalá el ejemplo sirva a este lado del Atlántico. Mientras tanto sólo nos queda seguir estrechando vínculos y desear poder volver pronto, para constatar que el turismo bien planificado puede ser un instrumento real para generar oportunidades en el medio rural. Oportunidades que sirvan para mejorar la calidad de vida de la población local, priorizando sus necesidades por encima de todo. Que así sea.

Comentarios

  • Humberto Lopez Tirone

    Javier; nos llena de satisfacción y orgullo de que la jornada en Panamá haya rendido los frutos que habíamos previstos un año atrás al firmar Fundación Alternativa de Panamá y Fundación Ecoagroturismo de España un Convenio que trazara la hoja de ruta, que permitiera la llegada de Severino García para construir vínculos de enseñanza y aprendizaje. De España y de la Europa Mediterránea tenemos muchísimo que aprender en este Panama que empieza a nacer en el siglo XXI; no hay mejor satisfacción que nos permita seguir luchando, que la jornada intensa de 15 días de un recorrido sin descanso la cual creo nos ha enriquecido a ambos.
    Como Presidente de La Cooperativa de Agroturismo COOSMATUR R.L, un año mas hasta octubre del 2014, me tocara consolidar esta relación importante para el futuro de la ruralidad panameña.
    Para Severino y para Ti un fuerte Abrazo Solidario.
    Humberto López Tirone
    http://www.granjaalternativa.com