Turismo rural y agroturismo ecológico en España

La sostenibilidad como factor decisivo de compra para el turismo rural en España

Molino del Canto (Burgos) Ceres Ecotur

INTUR. Valladolid / “El aumento exponencial de las casas rurales en España ha propiciado una homogeneización de la oferta, que ha restado competitividad y valor añadido al turismo rural en España”, ha señalado Severino García, presidente de la Fundación Ecoagroturismo, en el marco de la feria Intur de turismo de interior, que se celebra estos días en Valladolid. La naturaleza y el alojamiento siguen siendo dos de los factores que más se relacionan con el turismo rural, algo que “hace que se tienda a pensar que toda práctica de turismo rural conlleva turismo sostenible por el hecho de desarrollarse en un entorno natural, aunque no tiene porque ser así”, señala García.

En cualquier caso, se aprecian cambios en el comportamiento de la demanda, que suponen importantes indicadores a tener en cuenta. Según datos extraídos de encuestas realizadas en los últimos meses por la Fundación Ecoagroturismo a público final, junto a la ubicación, el entorno, el paisaje o el precio, “la sostenibilidad de la propuesta como factor de decisión de compra se está colando como una cuestión a tener muy en cuenta a la hora de consumir turismo rural en España”. En este sentido, “la sostenibilidad ambiental sigue siendo más fácilmente reconocible y valorada por el viajero”, con factores como el tratamiento y la gestión de los residuos, el cuidado de la flora o fauna del entorno o el uso de las energías renovables, indica García. Además, otro tipo de factores más relacionados con una sostenibilidad cultural o socio-económica “va ganando peso entre un tipo de público cada vez más concienciado cuando viaja”.

Para García, “el turismo rural no ha cumplido con el rol para el que fue concedido hace más de veinte años largos”. En términos generales, “no ha cumplido una función de mejora socioeconómica de zonas de interior, ni ha propiciado propuestas de diversificación económica o de regeneración de tejido productivo o social del medio rural”, añade. Por eso, en un momento en el que se apuesta por una regeneración de los productos turísticos para hablar de una mejora en la competitividad del turismo rural en España, “queremos romper una lanza a favor de propuestas que llevan trabajando muchos años por ofrecer un producto diferente y ligado a las particularidades de cada territorio”, zanja García.

Severino García hace referencia particularmente a los alojamientos adscritos a la red Ceres Ecotur, un proyecto para unificar una red de turismo rural ecológico en España bajo parámetros y criterios de sostenibilidad, impulsado por la Fundación Ecoagroturismo. Una iniciativa que “segmenta un tipo de producto que se entremezcla con la inmensidad de propuestas que hay en el sector, pero que está ahí y atrae un tipo de público muy concreto, que incluso parece estar dispuesto a desembolsar más dinero si eso le asegura un producto diferenciado en términos de sostenibilidad real”. En un contexto generalizado de recesión, en los que los datos de ocupación dentro del sector parecen no repuntar, “los hechos nos avalan”, señala Severino García.

datos_ocupación_CeresEcotur

Según los datos extraídos de encuestas de ocupación realizadas este pasado verano, los alojamientos que están bajo el paraguas de Ceres Ecotur han tenido cifras superiores a la media, llegando a superar el 60% de ocupación en agosto frente al 33% del turismo rural genérico en España. Lo más llamativo es que los alojamientos reciben más de un 30% de público internacional, muy superior al 12% de media en general, lo que demuestra que “más allá de grandes acciones promocionales y de posicionamiento exterior, hay un tipo de público europeo que ya busca a la captura de propuestas segmentadas en esta línea”, indica.

Se trata, al fin y al cabo, de “un replanteamiento del tipo de producto que queremos ofrecer dentro del turismo rural en España, más que pensar en vender algo fuera que igual no tiene por sí mismo el interés deseado”. Se habla de profesionalizar el sector, de mejorar la promoción o la comercialización, de crear una normativa única, de suprimir puentes para adaptar las estancias más cortas, “se prioriza todo menos mejorar el producto”, indica García. “Si hay propuestas dentro de Ceres Ecotur que se mueven con un 50 ó un 60% de fidelización y repetición de visita, es que algo deben estar haciendo bien”, concluye.

Comentarios

  • Liliana Santos Virgen

    Excelente articulo, y me parecen muy interesantes los datos que obtuvieron en las encuestas, es genial que los viajeros europeos consideren la sostenibilidad del producto o servicio como factor decisivo de la adquisicion del mismo, creo que este es un sueño de todos los que promovemos la sostenibilidad en los destinos, que los clientes busquen servicios unicos, diferenciados, que apliquen esquemas de ssostenibilidad en sus procesos, productos, servicios. PRODUCTOS TURISTICOS socialmente justos, ambientalmente responsables y economicamente viables, saludos desde Colima, Col. Mexico.